Barrio Sésamo para el manejo del estrés infantil

Cualquier material infantil que refleje situaciones cotidianas puede ser un apoyo para abordar y trabajar emociones que acontecimientos estresantes producen en los niños y niñas
Cualquier material infantil que refleje situaciones cotidianas puede ser un apoyo para abordar y trabajar emociones que acontecimientos estresantes producen en los niños y niñas

Hace unos días, una persona cercana me contó que un niño de a penas seis años, se había echado a llorar de alegría al saber que su papá por fin había encontrado un empleo.

-Vaya- pensé- Parece que este niño tenía puesta su atención en este tema y era algo que le tenía preocupado.

En realidad, este pequeño se había enfrentado en los últimos tres años a varias situaciones especialmente estresantes: una mudanza con cambio de ciudad incluido, un cambio de colegio, el divorcio de sus padres, el desempleo de ambos y la pérdida temporal de uno de ellos por su traslado a muchísimos kilómetros por cuestiones de trabajo.

Parece incluso demasiado para un adulto …

Es verdad que la vida viene con todo esto y más y que por desgracia  no siempre depende de los adultos que los niños no sufran sus consecuencias.

Sin embargo, no siempre somos del todo conscientes del efecto que determinados acontecimientos pueden tener en el estado emocional de los más pequeños.

Sesame Workshop, la organización educativa sin fines de lucro de Barrio Sésamo, está elaborando una serie de materiales para enseñar a los niños y a los padres pautas para manejar el estrés que se puede dar en el día a día, así como otras situaciones difíciles que impliquen grandes cambios en la rutina de los niños, como el divorcio o la muerte de un familiar cercano.

Bajo el título “Little Children, Big Challenges” (Niños pequeños, desafíos grandes), esta iniciativa está dirigida a padres y a niños entre 2 y 8 años de edad.

Los materiales, de acceso gratuito, incluyen recomendaciones, estrategias de actuación, guías para padres, vídeos ilustrativos de otras familias que están en la misma situación, así como herramientas interactivas, fichas, canciones y aplicaciones de móviles para que los niños aprendan recursos para manejar el problema al que se enfrentan. Además, Barrio Sésamo dispone de una serie de materiales para educadores y profesores.

Con este proyecto se pretende reducir el miedo de los niños ante determinados cambios, experimentar nuevos cambios en su rutina, a aprender de los errores, a enseñar a hacer nuevos amigos, a resolver conflictos y a ser conscientes de sus propias capacidades.

Los materiales elaborados hasta la fecha incluyen el manejo específico de determinadas situaciones como el divorcio y la prevención del acoso escolar.

Tal y como señalan los creadores de este proyecto en una nota de prensa: “esta iniciativa tiene como objetivo proporcionar los conocimientos y las estrategias que los niños más pequeños necesitan para fomentar su resiliencia y lidiar con el día a día, así como con los periodos de transición  y grandes cambios.

La infancia temprana ha sido identificada como un momento clave para la promoción de la capacidad de recuperación, en la medida que puede dar lugar a un impacto significativo sobre el bienestar del niño y su futuro éxito en todas las áreas de la vida”.

Los materiales y recursos están disponibles en inglés y en español.

Una excelente excusa para sacar un rato y dedicárselo a ellos en los momentos en los que más te necesitan.

Más información en:

Barrio Sésamo

Yolanda P. Luna

No creo en la psicología

yo no creo en la psicologiaFinalmente hace unos días terminé encontrado una oficina.

Para reducir gastos, decidí compartirla con otra compañera.  Cada una tiene su propio material pero nos dimos la  opción de dejarnos algo si nos hacía falta.

A mi me encantan  los libros así que enseguida le dije que seguramente le acabaría pidiendo prestado alguno.

Pues efectivamente, preparando un material para un curso, encontré un libro realmente interesante. Me gustó tanto que decidí comprarlo para poder marcar algunos capítulos. Cuando terminé de trabajar, bajé a una librería a ver si lo encontraba.

Y cuál fue mi sorpresa cuando al buscar la sección de psicología, acabo topándome con la de esoterismo (horóscopo, quiromancia, tarot, etc). Sabía que iba un poco despistada pero no creía que tanto.

Pues no, no iba tan despistada, la mini-estantería dedicada a la psicología estaba situada frente a frente con esta que os digo.

  • ¿por qué pondrán siempre los libros de psicología pegados a los de las ciencias ocultas?- pensé algo molesta.

Eché un vistazo y enseguida pude comprobar, como ya sospechaba,  que el libro que buscaba no estaba en esa “minuciosa”  selección. Como tenía  tiempo, decidí acercarme  a otra tienda un poco más grande.

En esta sí tenían lo que buscaba y muchos más  libros  y manuales aunque curiosamente se repetía la cercanía entre la psicología y el mundo  de lo oculto.

Me fui pensando en cuál sería la razón para poner estas dos secciones tan cerca.

Pronto he tenido la oportunidad de encontrar una explicación. Estos días pasados, en una de estas conversaciones de sobremesa, volví a recordar la ubicación de la sección de psicología, cuando hablando sobre la evolución de la terapia de una persona, uno de los comensales comenta:

  • bah, total… para lo que sirve… La verdad es que yo no creo mucho en la psicología.

-¿que no crees mucho en la psicología?- le pregunto irónica.

-no – responde

-Ah.

Ahí fue cuando creí entender el por qué de la cercanía entre los libros de psicología y los de las “ciencias ocultas”. Por lo visto muchas personas “creen en la psicología” y otras muchas no lo mismo que se puede creer o no en el horóscopo.

La verdad es que entiendo que se pueda creer o no en la bola de cristal o en el tarot pero ¿se puede creer o no en la arquitectura? ¿y en la aritmética?

Menos mal que otra de las personas que participaban en la conversación dijo

-Hombre, yo creo que depende de la actitud con la que vayas…

Y sí, esa es un poco la cuestión.

Sin complicarlo mucho, se puede decir que la psicología es la ciencia sanitaria,  que estudia los procesos psicológicos que intervienen en nuestra manera de pensar sentir y actuar.

Entre los objetivos de todos estos estudios, está el establecer métodos suficientemente comprobados para mejorar estas formas de pensar, sentir y actuar que nos hacen sufrir y nos impiden relacionarnos de forma eficaz con los demás por otras más flexibles, adaptadas, sanassiempre que nosotros queramos ponerlas en práctica.

Aprender nuevas formas de interpretar o pensar o actuar no siempre es fácil. Ponerlas en práctica puede resultar todavía más complicado pero desde luego que eso… no es cuestión de fe.

Yolanda P. Luna